Seguir en Twitter

martes, 25 de agosto de 2009

James Nachtwey:fotógrafo de guerra - Javier Claure


Desde Estocolmo, Javier Claure *nos envía este ensayo sobre el fotógrafo
norteamericano James Nachtwey:

James Nachtwey, fotógrafo de Guerra



James Nachtwey estudió, en los años 60, historia del arte y ciencias políticas en la Universidad de Dartmouth en Hanover (New Hampshire, USA). Desde joven se impresionó por el efecto que tienen las fotografías en la conciencia de los seres humanos. En su caso, las fotografías de la Guerra de Vietnam, que rodaban en los medios de comunicación, y diferentes retratos de los movimientos sociales de Estados Unidos; fueron el disparador para que incursione en el campo de la fotografía.


Nachtwey es un fotógrafo autodidacta que en 1976 empezó a trabajar en diferentes periódicos y revistas como Time Magazine, Black Star, National Geographic etc. Pero a partir de 1980, y gracias a su sensibilidad, inicia una nueva faceta en su carrera fotográfica, dedicándose a la fotografía documental. Sin lugar a dudas es uno de los fotógrafos más importantes de nuestro tiempo y con muchos premios en su haber.

Ha viajado por todas partes del mundo, con su cámara bajo el brazo, para presenciar una serie de conflictos sociales y entregarnos testimonios que ha captado con sus propios ojos. Sus fotografías, ajustadas a una realidad y a un contexto muy especial, han tocado hasta lo más profundo de ese universo interior que él intuía en sus años mozos. Es decir, la conciencia de los seres humanos.

A finales del año pasado estuvo en Estocolmo para inaugurar la exposición

de sus fotografías denominada "Offering" (Contribución). El dueño del Hotel Lydmar le facilitó un lugar en la sala de espera del hotel: "Me impresiona mucho lo que veo y trato de canalizar mis sentimientos por medio de la fotografía. Soy una persona sensible, amplia y consciente de las cosas que pasan en el mundo. Soy testigo de muchos acontecimientos y mis fotografías son un testimonio de ello. Tienen un valor social, ya que la gente comenta sobre estos hechos. Son parte de un proceso de cambio.", comentó en el momento de la inauguración.
Nachtwey es el fotógrafo al servicio de los desposeídos y en su obra refleja las injusticias sociales de un mundo cada vez más cruel. Ha documentado crudas realidades de un hospital de Sudáfrica, de las cárceles de Siberia, de las guerras en Irak, en Bosnia y en Afghanistan. Sus fotografías son un testimonio de enfermos con sida, de ciudades en ruinas después de haber sido bombardeadas, de seres humanos mutilados, de bocas hambrientas, de manos desesperadas, de niños enfermos, de gritos de guerra, de los desastres del medio ambiente, de cementerios olvidados, de la injusta pobreza en ciertas partes del mundo y de la degradación del hombre.
Es también autor de una serie de fotografías sobre el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Ese mismo año fundó la Agencia Fotográfica Vii, especializándose en fotos de guerra. Entonces no es casual que el director de cine, Christian Freis, haya hecho un film documental acerca del trabajo de Nachtwey, titulándolo "War photographer" (fotógrafo de guerra) y, además, nominado al Premio Oscar 2002.
No exageran al decir que se arriesga mucho para conseguir sus famosas fotografías. Y algunos van más lejos comentando que quizá, en su fuero interno, "lleva unas ansias de morir". En el año 2003 fue herido gravemente en Irak, pero este hecho no le asustó para seguir documentando los atropellos a los Derechos Humanos.

A veces no es adecuado fotografiar a personas que están sufriendo o están al borde de la muerte. Quizá por eso, algunos críticos han dicho que Nachtwey pone mucha belleza a situaciones extremadamente tristes, complicadas y difíciles, pero al mismo tiempo es una inspiración para este tipo de retratos.
James Nachtwey cuando se refiere a la belleza dice: "la belleza no está necesariamente excluida del dolor. La persona que sufre tiene dignidad. Sí hay belleza en mis fotografías, es porque esa belleza estaba ahí, y yo la he recreado por medio de mis fotografías. Pero no es que yo haya puesto un grado de belleza intencionalmente".

Sea lo que sea, las fotografías de Nachtwey tienen un gran impacto porque están cargadas de historia de nuestra época moderna; y de ese dolor que persiste en el tiempo. Y todos debemos recordar lo que este famoso fotógrafo de guerra recalca: "los acontecimientos que he documentado no se deben olvidar ni se deben repetir".

(c) Javier Claure C.

*Javier Claure C. es un escritor boliviano residente en Suecia

este ensayo ha sido también publicado en la revista Archivos del Sur:

www.quadernsdigitals.net/index.php?accionMenu=secciones.VisualizaArticuloSeccionIU.visualiza&proyecto_id=2&articuloSeccion_id=9427