Seguir en Twitter

lunes, 15 de marzo de 2010

Cartas: Silvia Plager - Los ravioles de Doña Dominga


Araceli, me hiciste acordar de época en la que florecían los programas televisivos alrededor de la mesa  familiar de los domingos.
Ahora sería imposible repetir aquellos éxitos: los jóvenes se levantan después del mediodía y son escasos los hogares en los que, por dificultades económicas o por la fragmentación de la familia, alguien esté dispuesto a gastar dinero y fuerzas en juntarlos a toda la parentela.
Llegará un momento en que aquellos programas serán estudiados como ejemplo de hábitos en desuso. Te escribo y se me pianta un lagrimón. A veces miro Gourmet y pienso que si se me ocurriera poner en práctica esas recetas y reunir amigos y/o familia, tendría que hacer como la protagonista de La fiesta de Babette: quemar las naves.
No me tomes en serio. No conservo el rito dominical pero cada tanto me acuerdo de mi vieja, e invito a mi familia a una comilona.
Gracias por refrescarme la memoria.

Silvia Plager 

Buenos Aires