Seguir en Twitter

domingo, 15 de diciembre de 2013

Entre escritores-poetas y la ternura - Samuel Cavero Galimidi

(Lima) Samuel Cavero Galimidi 

ENTRE ESCRITORES-POETAS

Y LA TERNURA



¿TERNURA? ¡JAJAJA, NO ME HAGAN REÍR!



   ¡La verdad, aunque nos duela! Este breve ensayo si usted es un ser flemático, irascible, esquizofrénico, frustrado, lunático, un escritor o poeta disociado, probablemente le sacará dolores de cabeza leerlo y a alguno más de una roncha.

   Muchas veces, en mi soledad e intimidad de libros y estantes que amenazan con caerse, quizá con la madurez de los años, de las canas y conociendo mejor a esta segunda familia nuestra que son los escritores-poetas (una especie de hermandad utópica), he inquirido dónde reside la riqueza espiritual de los escritores y de sus libros. Preguntémonos: ¿Qué hace de un cuento, de una novela, un poema, tenga el poder de atrapar al lector con manantiales de ternura? Mientras otras obras de muchísimos creadores aunque lo intenten no lo logran, publican libros o poemas y allí queda, son meros artificios pirotécnicos de construcción verbal, que nunca se sedimentan en el fondo del corazón del lector. Sus escritos, aunque tengan la palabra “Ternura” varias veces dicha, parafraseada, nunca nos roban una lágrima, una emoción de goce interior indescriptible. En cambio si usted lee El Tambor de Hojalata publicada en 1959 y escrita por el premio Nobel alemán Günter Grass encontrará lluvias de ternura que bañan permanentemente al lector.

Leer nota completa en el blog de ensayos-crónicas