Seguir en Twitter

domingo, 5 de septiembre de 2010

Freshwater de Virginia Woolf: estreno mundial en español en Buenos Aires

crédito: Luciana Damiao


(Buenos Aires)

Se estrenó mundialmente en Buenos Aires, en Ciudad Cultural Konex y  en español, la obra Freshwater de Virginia Woolf.
La única obra de teatro que escribió la autora inglesa se representó en su idioma original en el cumpleaños de su sobrina Angélica Bell, como divertimento para una de las veladas teatrales que entrenan al grupo de Bloomsbury – al que pertencía Virginia Woolf -. De ella, participaron todos los miembros de dicho grupo, familiares y amigos de la autora.

crédito: Luciana Damiao

En la Maison Francaise de la New York University, de la que participó Eugene Ionesco como actor, se estrenó fuera de Inglaterra en 1984, en los Estados Unidos.
En febrero del 2009, SITI Company, la compañía neoyorkina que dirigie Anne Bogart, realizó la primera producción profesional en el Women´s Project de esa ciudad.
Freshwater es una comedia donde el tiempo parece no transcurrir para los personajes. Ellos están inmersos en la cultura – pintura, fotografía, poesía, filosofía – y así pasan los días. Sólo dos personajes, el filósofo Charles Hay Cameron y la fotógrafa Julia Margaret Cameron piensan viajar a la India y encontrar allí una vida más cercana a la naturaleza y a la verdad. Pero, envueltos en la hipocresía de la sociedad conservadora británica, demoran el viaje y esperan la llegada de los ataúdes – que llevarán de viaje - . El poeta Alfred Lord Tennyson, el pintor Gerge Frederick Watts, son los personajes que reciben, al final, los reconocimientos reales. Ellos han persistido con sus obras  en ese mundo cultural y también ficticio.  Han huido de ese mundo la mujer de Watts, Ellen Terry, la musa, junto a un marino de la armada real – John Craig – y la señora y el señor Cameron.
Con guiños evidentemente al grupo de Bloomsbury – grupo literario al que pertenecía Virginia Woolf – y enmarcada en una época – 1935 – año en que fue representada por primera vez.
Hay guiños feministas como el del personaje de Ellen, quien huye junto a su amante vestida con pantalones a cuadros. El marido, George Watts la increpa duramente: si hubieras vestido de blanco hubiera sido distinto, ¡pero con pantalones a cuadros!
Resulta interesante la reconstrucción de una época y una sociedad en esta obra que hoy nos arranca una sonrisa, pero que evidentemente, cuando se estrenó, era un grito de liberación.
Se destacan las actuaciones de todo el elenco.


nota relacionada:


http://revistaarchivosdelsur.blogspot.com/2010/08/una-comedia-de-virginia-woolf-entre-los.html